jueves, 31 de julio de 2008

APERITIVO

Acércame un abreboca
que calme mi ansiedad
pero luego no me culpes
si despierta mi hambre voraz...

5 comentarios:

Fuser dijo...

Un ABREBOCA que se convierta en mezcla pura de AMOR y DESEO... Para que entre el humo y la gasa de los ENSUEÑOS, seamos capaces de vivir las EXPERIENCIAS que sólo existen en lo más profundo de nuestra IMAGINACIÓN... Para darle rienda suelta a la LOCURA que significa ser punzantes placeres entre melodías de saxo o en la cadencia de los timbales... Entre mordiscos y jugarretas de sábanas negras que no son más que TRAVESURAS de amantes, en las dinámicas de una lujuria asumida como ideología de una morbosa y perfecta VIDA.

Parafraseando tus vocablos, fumando un cigarrillo a punto de la extinción, en espera que te encuentres con el platillo principal... No olvides el postre agridulce y tibio...

Fuser.

IGNACIO dijo...

¿Como culpar al que sacia la sed, y da de comer al hambriento?
Si se realiza no es de gesto noble.

Besos.

Bohemia dijo...

échale la culpa a la gula...

BSS

Cesar Vo dijo...

¿Quièn serà el Juez?

Gonzalo dijo...

como evitar lo inevitable? es que aveces se trata de soltar la represión voraz que nos inhibe y nos mata de a poco. Salgamos a bebernos la sangre de los deseos mas perversos y nobles.

pd: me gusto mucho el blog y he decidido linkiarlo en el mio, besos