jueves, 29 de enero de 2009

TRANSMUTACIÓN


Las palabras se desprendieron del manto blanco donde reposaban
con sentido, pero sin ti;
se echaron a volar al viento, libres;
evaporaron el grafito que les dibujaba fronteras
cobraron voz;
se volvieron nuevamente eco en los rincones de tu piel
gemidos escapados al lado del lóbulo delicioso de tu oreja.
Quizá por eso ya no escriba tanto...

1 comentario:

Ronin dijo...

Ha nacido mucho en este mundo, mucho que está destinado a morir, perderse, agotarse o viajar tan lejos que la vista, que también se pierde, no llegase a alcanzarle.
Pero las palabras, que son emociones en sonido, en canto y encanto, o se plasman o nunca nacen, tal cual las mismas emociones.
Te deseo un día perfecto, leerte mejoró el mio.