miércoles, 11 de febrero de 2009

SOPLO

Eres el viento que quebranta el sosiego de mi intimidad
travieso que no se conforma con sólo flamear mis vestiduras
aquel que irrumpe impetuoso y se cuela a través de mi entrepierna
el que no descansa hasta volverse corpóreo en mi piel.

4 comentarios:

ElPoeta dijo...

Tus palabras tan bellas transmiten un sentimiento intenso, apasionado, como eres tú. Tiempo sin leer tus letras, pero espero que sigas escribiendo así de bien. Un beso, amiga,
V.

Ricardo dijo...

¡Precioso!

Parece un siglo que no vengo por acá veo que estás retomando el blog, yo me cambié de dirección, un beso confesado,

IGNACIO dijo...

Divina tempestad que debe recorrerle por todo el cuerpo...

Besos.

Amly dijo...

Divino saber que levantas las vestiduras y te espera un cuerpo dispuesto!