jueves, 7 de febrero de 2008

MANIFIESTO


Juzgas a los demás por ser quien eres
afirmando que no me causarán más que dolor
pero lo que no sabes es que sólo me dicen que me quieren
y no vienen como tú a engañarme con palabras de amor.

Por eso quédate tranquilo, no desesperes
que no volveré a cometer el mismo error
de creer ciegamente que entre todos los seres
tú eres único, el más sincero, el mejor.

Preocúpate porque es otro el que tiene que aprender sobre quereres
y desde hoy ya no soy quien se ocupa de esa labor
de ayudar a cerrar historias con otras mujeres
y enseñar cómo no dejas de ser macho si permites hablar al corazón.

Adiós...

7 comentarios:

victor dijo...

Muy bueno el blog... Me gustó bastante.
Saludos.

Carlos dijo...

Amiga mía, independiente del tono didáctico de tu poesía, tu tienes muy en claro quienes somos los que somos.

Se te quiere. :)

Un beso.

Ricardo dijo...

Fuerte, directo, precioso... a veces el corazón necesita hablar así

Abusus dijo...

Bueno, que la gente a veces se confunde y achaca el origen de su remolino a otro..
Un beso..
No se si decirte que un lindo texto pq solo tu puedes sentir en ese caso...
Igual me gusta como lo escribistes...

venus dijo...

directa.. demasiado directa como debe de ser un adios.. un manifiesto de no regreso... de un progreso de ir hacia lo mejor porque sabes que tienes que decir algo mejor me merezco......


besos ella

Sibú dijo...

Dijiste lo que no me he atrevido a decir... cuanta seguridad en esas letras!!!

lágrimas de mar dijo...

segura de tus letras y de tus palabras, sabes lo que haces y dices

besos para ti

lágrimas de mar