viernes, 23 de noviembre de 2007

19:06



Diez mandamientos de deseo y pasión
escritos a dos cuerpos, sobre sábanas de color.

Nueve orgasmos alcanzados con fervor
la mejor novena, nuestra propia oración.

Cero excusas, ninguna explicación
sólo pieles hablando, haciendo el amor.

Seis pecados capitales cometidos por error
porque lujuriosos somos por convicción.

Diecinueve cero seis...
A esta hora te recorreré entero con mi lengua
saboreando una y otra vez tu hombría erecta
para que después me hagas bailar al son de tus piernas tensas
y mordisquees todo lo que en mí no ansía tregua.

Te espero...

18 comentarios:

lágrimas de mar dijo...

que maravilla...
no hay pecado que sea llamado como tal cuando los deseos se juntan de esa forma

besos

lágrimas de mar

Sacerdotiza dijo...

Ella!
Que espectacular esa manera de enfocar el deseo y la unión de dos cuerpos...
Es el pecado que más disfruta el ser humano...
Como no ir al infierno?

Besos y saludos.

Sacerdotiza.

Guso dijo...

"Nueve orgasmos alcanzados con fervorla mejor novena, nuestra propia oración" eso deberia ser el sexo para toda persona, una oración para alcanzar un placer inagotable que nos una!

mar dijo...

Pecado o deseo? creo que no existe diferencia...
Un besito y una estrella.
Mar

Xasel dijo...

Una hora que quedará ahi grabada.. porque en ese instante el reloj marco el latir del deseo sentido..

Un beso.. volviendo por tu querido rincón..

venus dijo...

me temo querida amiga que mis sueños se demoraran en realizar... espero que los tuyos se realicen mas pronto que los mios.....

besos amiga

Maga dijo...

hay un poema
de vicente huidobro
que se llama ella
lo has leido?
si no es asi leelo
es tal y como te sientes
lindo blog
saludos ..

Abstractos dijo...

Quien no sigue ahora esos mandamientos? esa forma de religión con el fundamento como amor. mmmm me gusta.

Creo que este espacio me encanta, por su sencillez y tan lleno a la vez.

besos

ElPoeta dijo...

Mi dulce amiga, tus velos no alcanzan ya para ocultar esa pasión ardiente de tu alma y esos sentidos tan vivos, tan despiertos, tan cálidos, tan ciertos, tan intensos. Adoro tus palabras, tus deseos vibrantes, tu danza abrumadora y tu ternura inmensa, salvaje y desbocada como la pasión que tus palabras provocan en mi cuerpo... Besos y caricias dulces y certeras,
V.

CHJ dijo...

Ella que lindo blog tienes...cuanta pasión en tus letras. Definitivamente el talento brota de cada una de ellas que en conjunto son el deleite de todo el que por aquí pase.
Me ha dado gusto conocerte...y te seguiré leyendo ;)

Un abrazo!

Oscuridad dijo...

Eso no se hace... No tengo con quien apagar el ardor que despertaste en mí! Y ahora, qué haré...?

lanobil, dijo...

Si él ha leído esto, estará removiendo tierra, mar y cielo, para llegar con la máxima brevedad, a tu vera. Un saludo y espero que puedas visitarme.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

recibí tu beso...

•°¤*(¯`° (Bett) °´¯)*¤°• dijo...

Que manera de escribir!, te felicito, me has transmitido el deseo, las ansias de esperar...la union de dos cuerpos.

Vengo a darte tambien las gracias por pasar por mi blog y dejarme un lindo comentario... por mi parte te volvere a visitar.

Te dejo un abrazo!

Carlos dijo...

Querida amiga, hay amores que provocan inventar un mandamiento nuevo.

(pongo en hora mi reloj)

Un beso, puntual.

Cesar Vo dijo...

No sé si será casualidad, pero las habitaciones de los hoteles son por lo general en millares.

¿Será la habitación 1906?
¿Será un mensaje escondido?
¿Será la hora exacta de lo imposible?

O quizás todo esto es lo que menos que importa.

Quizás lo importante es que he descubierto invitaciones que vienen antes de haber ido.

Un Beso,
CV

niobe dijo...

Me encanta la manera en que describes algo tan bonito, tan mágico y ¿tan natura! como es hacer el amor. Algo que por desgracia a lo largo del tiempo nos lo han querido hacer ver como sucio, feo, pecaminoso.
Acabo de descubrir tu blog y decirte que es muy bonito como escribes.
Un saludo muy fuerte desde España.

lágrimas de mar dijo...

nena te dejo saluditos

besotes

lágrimas de mar