jueves, 25 de octubre de 2007

ODALISCA



Amarte como una odalisca
como la querida
la mejor de tu harén, la elegida por el azar
eso es lo que quiero.

Cuando llegues
cuando vuelvas a estar aquí...

Amarte como una odalisca
como la querida
sin necesidad de tocarte para excitar tus sentidos y rincones
tan sólo el vaivén de mi vientre, la ligereza de mis hombros
y la danza sutil de mis manos con los velos que me cubren:
derecha...izquierda...arriba...abajo.

Cuando llegues,
cuando vuelvas a estar aquí...

Amarte como una odalisca
como la querida
haciendo que tus ojos bailen también con la cadencia de la música
y que como yo, tu piel sienta
cada golpeteo de los tambores:
lento, lento, lento... rápido, rápido, muy rápido.

Cuando llegues,
cuando vuelvas a estar aquí...

Amarte como una odalisca
como la querida
para llevarte a desaparecer en la noche, en el viento
en el silencio
y quemarte en esta pasión que arde por ti.

Todo cuando llegues,
cuando vuelvas a estar aquí...

2 comentarios:

venus dijo...

quemarte y amarte con el danzar de mis caderas con el movimiento de mis piernas que me mires y me observes con frenesi con pasion..con ganas de arremeterte contra mi...


genial me encanto este post uffffff

un beso

Raymond dijo...

No haria falta que bailaras tus palabras ya lo hacen y desatan la pasion en mis oidos.

sALUDos