sábado, 27 de octubre de 2007

CÓMPLICE



Sin anuncio te presentaste
sorprendiéndome por un costado
amigo viento, ¿cómo has estado?
¡qué bueno que regresaste!

A baja voz me comentaste
que ayer lo habías visitado
preguntándote con asombro: ¿cómo está, ha cambiado?
y si acaso de mí le hablaste.

Cada vez que puedo, me contestaste
aunque no fue mucho lo revelado
porque ¡cómo es de reservado!
ese hombre con quien te cruzaste.

Es así, acertaste
asentí con mi tono alzado
con algunos también seco y malhumorado
aunque su modo de sentir para mí baste.

Esta bien, aceptaste
siendo así mi tarea ha culminado
recordándote que como un día me confesaste
siempre seré tu cómplice enamorado.

Anunciándote te esfumaste
dejando frío mi costado
amigo viento no te he olvidado
desde la última vez que conmigo conversaste

10 comentarios:

venus dijo...

que mejor complice que el viento,,,
que mejor amigo que ese
que simplemente viene..te pregunta... te habla..le contestas..no juzga..se va..y vuelve siempre que lo necesites....

un beso
hermoso post

Guso dijo...

Creo que los mejores complices son el viento y la luz de la luna.. en su compañia nos enamoramos, besamos a ese ser especial y tambien lloramos! buen post!

ElPoeta dijo...

El viento te acompaña y te arrulla y aunque a veces parezca caprichoso, siempre puedes confiar en su fuerza y sabes que lo tendrás siempre a tu lado. Un beso lanzado al viento, Ella querida,
V.

Raymond dijo...

El viento nos da la vida lo nesecesitamos es parte de nosotros aun asi no es caprichoso y nos da todo de el esta en cualquier lugar sabe nuestros secretos y no se aparte de nuestro lado quisiera ser el viento asi subir hasta el cielo azul en busca de paz y el tan valioso amor ps ¿quisas este en el viento?.

Hermoso todo lo que escribes te admiro.
Saludos

Abstractos dijo...

Tu música es hermosa, y me hace recordar la última vez que converse, como la última soñada...

bss

lágrimas de mar dijo...

el viento susurro de hojas secas, estremecido por el momento, y siempre con un lamento,

besotes nena

lágrimas de mar

Carlos dijo...

Nada mejor para las penas del alma, que poder confiárselas al viento.

Te "soplo" un beso.

César R. Lino A. dijo...

Todas aquellas cosas que deseamos preguntarle a la persona amada que ya no esta, al pensarlas, las lanzamos al viento y a veces sentimos que el viento regresa con las respuestas, pero casi siempre a medias. Chauuuuu

Xasel dijo...

Conversaciones al viento.., palabras que vuelan al ritmo que el aire ondea...

Sin duda en su rumor encuentras respuestas...

Un beso

Sacerdotiza dijo...

El viento, el dichoso viento que así como nos mantiene vivos, nos susurra muchas cosas que a veces no quisieramos escuhar... Me gustó mucho este poema, y estoy totalmente de acuerdo con sus palabras.
Saludos,
Sacerdotiza.