miércoles, 7 de febrero de 2007

ENTREGA


Hoy no habrán palabras,
únicamente mi cuerpo entregado haciéndote saber cuánto le gusta tu presencia,
cuánto disfruta también volverte suyo.
Esta noche la ciudad no tendrá luna, ni vientos, ni personas deambulando de un lado a otro.
Sólo estaremos tú y yo,
embebidos en este placer que nos consume,
al calor de las sábanas, al son que marca el compás de nuestros latidos,
al ritmo que define el encuentro de la rigidez de tu hombría con la humedad de mi feminidad.
Hoy mi boca estará más desesperada en probar el sabor de tus labios, tu saliva, tu cuello;
juguetear con tus orejas, tus ojos, tu nariz...
En este anochecer mis manos se perderán entre los vellos de tu pecho amplio, bravío;
acariciarán tus brazos, recorrerán tu espalda y bajarán por ella como si nunca lo hubiesen hecho;
mientras mis piernas se enredarán con las tuyas y las aprisionarán para hacerlas arder en mi hoguera.
Esta noche seré yo la que te llevará a mis profundidades y te paseará por cada uno de sus rincones para que no dejes lugar alguno sin tu huella.
Hoy haré que mi imaginación asalte a la tuya y me conduzca hacia tus puntos más erógenos,
para amarlos, satisfacerlos e imprimirles mi nombre.
Esta noche quiero que sea de entrega.
Hoy anhelo que sea nuetra noche.
¿Aceptas?

5 comentarios:

Cesar Vo dijo...

La vida no deja de sorprendernos, para bien o para mal siempre existe una sorpresa. Una de las maravillas de estar vivo, encontrar cosas que no son buscadas pero que siempre presentimos nuestras aun siendo ajenas.

Quizas todos pensamos igual, quisieramos que nuestros altos y bajos coincidieran al mismo tiempo con las malas y buenas cosas que para nosotros tiene Ella, la vida.

Pero Ella, como buena mujer, es impredecible. Con Ella nunca se sabe.

Sin embargo hoy, tal cual como ocurriera en Mayo pasado, Ella vuelve a darme una hermosa, silenciosa e inesperada sorpresa, no lo sabia pero lo presentia. Ha hecho que encuentre a esta Otra mujer que piensa que su error siempre ha sido callar y que decide ahora escribir para compartir lo que siente, todo aquello que en cuadernos de su vida ha escrito y lo que obviamente para ella misma no ha silenciado.

Que agradable ha sido que por esas cosas que no se preguntan a la vida, haya llegado de transeunte a conocer esta otra que se hace llamar Ella, como Aquella que tantas sorpresas me da.

Cesar Vo

El brujo dijo...

Parece ser que HOY será un día especial, pues adelante y que se sienta la pasión
Saludos

nairo dijo...

Tremendo lo que te esepera el dia de hoy... Solo te pregunto algo: aceptó?

Besos desde el salon

Jorge Torres Moreno dijo...

Ok, sin palabras!! La noche nunca es suficientemente larga para dos que se quieren y se desean. Y ese es tu caso, a juzgar por tu post. :)

DINOBAT dijo...

Aceptar sin palabras...la vida es un viaje no es un destino...