jueves, 7 de diciembre de 2006

QUIÉN ERES

¿Quién eres realmente, señor de la distancia, señor de los mares?
¿Qué es lo que tienes para mantenerme así, tan atraída?
Llegaste como lo han hecho muchos: con una petición.
Dijiste lo mismo que otros: "una linda sonrisa".
Pero, poco a poco me has hecho sentir que eres distinto.
¿Por qué?
Lentamente me has hecho percibir que eres más que ese rostro saludable,
esa tez bronceada,
más que un hombre que sabe qué palabra utilizar para dar la respuesta acertada y quedar bien.
¿Será eso cierto?
En ti hay sueños,
hay mucha imaginación.
En ti hay promesas de una vida de dos.
Me atrae tu suspicacia,
me vence tu gallardía,
me inquietan tus arrebatos.
Todos los días acudo a nuestro habitual encuentro.

Noche a noche dejo que me busques y vuelvas a hallarme como en la mañana.
A cada instante sucumbo a tus pensamientos.
A veces quisiera que al llegar a casa estuvieras allí, conmigo,
Allí, en ese cuarto oscuro, alumbrado sólo por la luz que entra de la calle.

A veces quisiera brindarme finalmente a ti.
A veces quisiera que ya estuvieras aquí...

5 comentarios:

IGNACIO dijo...

No hay mejor respuesta a una pregunta, que otra pregunta diferente.

Si no fuese por estos sueños que nos habitan.
¿Qué sería de nosotros?
Despertando cada noche, y es de día...

Nacho ® dijo...

Que ganas de ser hombre capaz de provocar esos sentimientos

Sentimientos y sensaciones tan nobles, tan puras y llenas de pasion

Saludos dama.

Ale dijo...

PUTS!
había escrito el medio post y se me borro! =(

En fin, en simples palabras.
El amor es tan impredecible, que puede destruir nuestras mas grandes convicciones.
Puede hacerte conocer a alguien que a pesar no es tu tipo...
te deja preguntandote...
Quien eres?
Que es lo que tienes?
Como es posible?

muy bueno.

Saludos yankees!

principemestizo dijo...

piednso que algun dia caera el velo y descurbiras que hay detras de el y tus interrogantes miesntras tanto vive intensamnete

venus dijo...

Quien será ese señor?

Que nos lleva al cielo y nos devuelve a la tierra, el que hace que uno este ahí esperando ese nuevo encuentro, el que está metido en nuestros sueños, y el que quisieramos que ese a veces fuera una realidad.

Bonito post, lleno muchas interrogantes...

Venus