sábado, 30 de diciembre de 2006

PERDÓNAME...

Dicen que quien te ama debe hacerlo con tus virtudes y defectos.
Dicen que quien se precie de quererte debe estar dispuesto a acompañarte en las buenas y en las malas.
Suena perfecto. Suena bonito.
¡Ja!, pero qué irónica es la vida.
Hoy estoy pensando en acabar con la prueba de que esas utopías sí existen,
y que no es mentira que los sueños sí pueden hacerse realidad.
En este instante estoy pensando darle la espalda al primer ser que sé que me habla con la verdad,
que no necesita de rosas u objetos para dármelo a entender,
porque todo él es un detalle,

porque su mirada es verdaderamente el reflejo de su alma.
Perdóname, pero sí, estoy manejando la posibilidad.
Perdóname, pero es que siento que soy más defectos que virtudes,
que soy más malas que buenas,
y no quiero que llegues a descubrirlo aún más.
Por primera vez siento que aquí hay un sentimiento, de parte y parte,
y no deseo que nada ni nadie pueda empañarlo, menos yo.
No quiero que esta sensación tan especial que sentimos pueda en algún momento desaparecer.
No quiero que te des cuenta de algo que no te guste.
No quiero que me dejes de querer.
Perdóname, pero es que TE AMO,
y antes que llegues a recordarme con un mal sabor,
prefiero adelantarme e intentar dejarte la imagen más bonita que puede existir de mí.

4 comentarios:

el brujo Dedor dijo...

hummm, nadie es completamente bonito o feo, todos tenemos nuestros lados oscuros y quien nos quiera debe conocer ambos, no me parece que debas renunciar, deja que sea el otro el que decida...
suerte

el brujo Dedor dijo...

www.vodo-doll.blogspot.com aqui estoy yo...

engañada dijo...

me engaño mi esposo me pidio perdon pero para que, no puedo, yo lo intento pero cuando lo veo lo amo y lo odio a la vez, porque, si yo fui honesta

engañada dijo...

En este momento yo estoy pasando por esto me engaño y me lo dijo porque tenia miedo de pasarme alguna enfermedad, me pidio perdon pero de nada sirvio, la duda me mata le incertidumbre me golpea, quiero hecrlo lo mismo quiero que le duela. veo que me desea, pero no entiendo por que me engaño